Gimnasios de barrio burlan restricción; jalan clientes en redes

En el papel, los gimnasios de la CDMX no deberían operar aún pues se encuentran entre los establecimientos para los que todavía no hay un plan de reactivación en semáforo epidemiológico naranja; sin embargo, dueños de estos negocios, severamente afectados por la contingencia del Covid-19, buscan la manera de mantener sus servicios por debajo del agua.

Para hacerlo con más seguridad, algunos de ellos optan por dar servicio a los clientes que ya los conocen. Así sucede en un gimnasio de la colonia Providencia, Gustavo A. Madero, donde los propietarios contactan a sus usuarios y los entrenan con cortinas cerradas, según constató La Razón.

Otros dan citas a través de redes sociales, para dar seguridad de que habrá pocas personas. En un gimnasio ubicado sobre la avenida Javier Rojo Gómez, en Iztacalco, los posibles clientes tienen la oportunidad de apartar un espacio en horarios que van de 07:00 a 21:00 horas.

Los primeros tres meses los clientes colaboraron y nos ayudaron; pero después de ese tiempo necesitan un gimnasio de verdad, la plataforma digital es un excelente complemento, pero no es un reemplazo.

Rodrigo Chávez, presidente de la Asociación Mexicana de Gimnasios, señaló a La Razón que quienes incurren en estas prácticas son los clubes de barrio que se encuentran en las periferias y que no forman parte de las grandes cadenas.

Ver más

¡AFÍLIATE!